El pasado jueves disfrutamos con Solti de una jornada intensiva de actividades y talleres.

Los participantes, que no sabían a lo que venían, encontraron al llegar que debían cumplir un objetivo común en equipo, TODOS juntos, aunque separados por mesas, tenían que construir una reacción en cadena al más puro estilo Leonardo Da Vinci.

Como era de esperar, superaron el reto con creces. Además de que la cadena funcionó, decoraron y personalizaron cada tramo al estilo Solti y consiguieron ponernos a todos el corazón en un puño con un inicio de reacción con una vela encendida.

Después de comer y antes de entrar en las reuniones, disfrutaron participando en un taller de percusión corporal que sacó lo mejor de cada uno de los trabajadores de esta empresa que guardamos en el corazon, por su función y su entrega a las personas.

Gracias por hacer posible este día y por el trabajo que desempeñáis.

¡Hasta pronto!

Concep-t